‘Rabia’: Historia de fantasmas de carne y hueso

Destacan los sensibles trabajos de Martina García, en el papel de la bella y triste sirvienta, y Concha Velasco, aportando su presencia y buen hacer a la algo borracha señora de la casa

por Julio Vallejo

¿Se han dado cuenta de la escasa capacidad de muchos cineastas actuales para lograr una atmósfera propia que envuelva todo aquello que están contando? Quizá uno de los pocos directores que consiguen crear un determinado ambiente para cada una de sus películas sea el gran Guillermo del Toro. Ésa es posiblemente la razón por la que el mexicano se empeñe en producir una y otra vez al ecuatoriano Sebastián Cordero, un peculiar productor de climas cinematográficos.

El cineasta hispanoamericano ya consiguió dotar de una atmósfera irrespirable con su anterior filme, Crónicas (2004), la historia de un periodista obsesionado con cazar a un asesino de niños en Ecuador. El enrarecido ambiente era una de las grandes bazas del largometraje, donde casi se podía mascar la violencia y la miseria de un país subdesarrollado de América Latina.

Algo parecido ocurre con el tercer filme del realizador, la estupenda Rabia. El director sigue los pasos de Rosa y José María, dos inmigrantes latinoamericanos en España. Ella es una sirvienta en una casa de unos ricos venidos a menos, mientras que él trabaja una obra de la construcción. Su aparente felicidad da un vuelco cuando José María mata involuntariamente a su jefe. Será entonces cuando se refugie en la casa donde sirve su novia. Allí será testigo de los devaneos de su pareja y de la conducta de la familia que habita el lugar.

La decadencia del clan para el que trabaja la novia del protagonista parece ir pareja al progresivo deterioro del caserón donde viven. Por las zonas no habitadas de la estancia, José María vaga sin poder interferir en lo que ocurre a sus habitantes, aunque siendo un peculiar mirón de lo que pasa en el interior de un lugar que parece maldito y donde nadie es feliz. Todo ello se muestra en pantalla casi como si estuviéramos en una versión realista de una película de fantasmas. Sebastián consigue trasmitir en todo momento el clima irrespirable que parece reinar en esa misteriosa casa.

Un espléndido Gustavo Sánchez Parra, con esa eterna cara de hombre doliente, consigue reflejar la rabia del título, un sentimiento reprimido en muchas ocasiones y que sólo parece liberarse en forma de violencia y muerte. Solo las llamadas que José María hace a su novia desde un segundo teléfono del caserón parecen calmar algo la impotencia y la tristeza que hay en su interior.

No obstante, él no es la única persona que parece sufrir en el decrépito hogar: la señora bebe para olvidar su vida y la de su familia, el señor asiste entre resignado e impotente a la decadencia del clan y los hijos parecen haber perdido las riendas de su vida. No menos triste es la existencia de la pobre Rosa, preocupada por el hijo que lleva dentro y desesperada por la desaparición de José María.

Sebastián Cordero consigue en todo momento ganarse la atención del espectador, gracias a la captación del ambiente enrarecido y una excelente dirección de actores. En el apartado interpretativo, además de un magistral Sánchez Parra, destacan los sensibles trabajos de Martina García, en el papel de la bella y triste sirvienta, y Concha Velasco, aportando su presencia y buen hacer a la algo borracha señora de la casa.

Sin lugar a duda, Rabia es una de las películas españolas del año. Así lo atestiguó el jurado del pasado Festival de Málaga al otorgar al largometraje una Mención Especial a la interpretación Gustavo Sánchez Parra y las Biznagas de Oro a la mejor película, fotografía y actor de reparto (Álex Brendemühl).

Fuente: Pasión por el cine

About martina-official

Martina Garcia - Official Blog

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: